¿Qué comer antes de caminata larga?

Qué comer después de una larga caminata

Aunque tener en cuenta lo que comes antes de un entrenamiento es siempre crucial, lo es especialmente cuando estás en la naturaleza con (quizás) una mochila o mini mochila con tus cosas esenciales para el día. Quedarse sin agua o tener hambre durante una excursión es lo último que quieres, por lo que debes tomar una comida nutritiva que te proporcione combustible y energía para tu excursión.

Desde la noche anterior a la excursión, intenta incorporar a tu comida hidratos de carbono de liberación lenta. Los hidratos de carbono son la principal fuente de energía de tu cuerpo y necesitas muchos para tu excursión. Los hidratos de carbono complejos de liberación lenta son la mejor opción, incluyendo en la cena verduras con almidón (boniato, calabaza), cereales (alubias, lentejas) y/o pasta. Los carbohidratos simples son fáciles de quemar y no te mantendrán adecuadamente durante una caminata extenuante.

La clásica frase de que “el desayuno es la comida más importante del día” es válida para los días en que vas a hacer una caminata extenuante. Hay que alimentarse adecuadamente, pero sin cargar de carbohidratos hasta el punto de no sentirse bien.

Qué comer en una excursión larga

Tu objetivo nutricional es garantizar una experiencia de senderismo segura y satisfactoria proporcionando a tu cuerpo el combustible que necesita para las actividades de resistencia. Por lo general, esto significa que querrá cargar de antemano los carbohidratos, especialmente aquellos que son fáciles de digerir. En segundo lugar, hay que prestar atención a lo que se come en el camino y antes y después de la caminata. En tercer lugar, hay que hidratarse, bebiendo mucha agua en el camino. Estos son los mejores alimentos para comer, antes, durante y después de la caminata:

Lee más  ¿Qué hacer en verano en el Valle de Arán?

Lo que comas en la mañana de tu caminata es clave para tener la energía que necesitarás cuando estés realmente en el camino. Intenta evitar los alimentos con mucho azúcar. En su lugar, toma un cereal seco integral o un tazón de avena. Otra opción son los huevos tostados integrales. Otras ideas para el desayuno son las frutas y verduras, el yogur bajo en grasa, la pasta integral o el arroz integral.

Una de las claves para una caminata exitosa es evitar consumir grandes cantidades de comida en un momento dado. En su lugar, coma pequeños tentempiés cada hora. Durante los tiempos de descanso más largos, puedes comer una comida más grande. (No te excedas; lo último que quieres al reanudar la caminata es una indigestión.Una regla general es comer aproximadamente el doble de la cantidad de carbohidratos (y alimentos salados) de lo normal. Los mejores alimentos son los frutos secos y las semillas, la mantequilla de cacahuete, las galletas saladas, las barritas energéticas, los quesos, las barritas de granola y la mezcla de frutos secos. Elige las que sean duraderas, como una manzana o una naranja. (No querrás descubrir un plátano aplastado en tu mochila). Las frutas secas, que proporcionan energía concentrada y son fáciles de digerir, son una buena opción. Lo mismo ocurre con las barritas de cereales.

Qué comer después de hacer senderismo

Personalmente, me encanta hacer senderismo, es una de mis actividades favoritas del verano. No hay nada más satisfactorio que conquistar una montaña enorme o recorrer ocho millas por el bosque. Te da una sensación de logro y a veces puede hacerte sentir literalmente en la cima del mundo.

Lee más  ¿Que ver con niños en la Sierra de Huelva?

Pero para conseguir realmente esa caminata, necesitas comer cosas de antemano que te den energía, combustible y fuerza para conseguir cualquier objetivo. Sigue leyendo para descubrir qué alimentos te ayudarán a conseguirlo, y cuáles podrían hacer que te rindas y vuelvas a casa, al sofá.

La harina de avena es uno de los mejores desayunos que puedes tomar en cualquier día normal, pero será adicionalmente beneficiosa antes de una larga caminata. Debido al alto contenido en fibra y carbohidratos de la avena, te mantendrá perfectamente energizado durante toda la jornada. Si no eres el mayor fan de la avena, prueba a añadirle miel, azúcar moreno y/o frutas.

Para obtener proteínas adicionales, también puedes mezclar una cucharada de proteína en polvo o mantequilla de cacahuete antes de calentarla. Esta versión de los copos de avena está elaborada con semillas de chía y lino, que aportan omega-3 y aún más proteínas y fibra para ayudarte a superar tu caminata.

Qué comer la noche anterior a una larga caminata

El senderismo es una de mis aventuras favoritas al aire libre. No hay que